Artrosis cervical

QUÉ ES LA ARTROSIS CERVICAL

La artrosis cervical o cervicoartrosis es una lesión o degeneración del cartílago de las articulaciones de la columna cervical.

artrosis cervical

La artrosis cervical suele aparecer en personas mayores de 60 años.

CAUSAS

La causa suele deberse a factores genéticos y ambientales aunque en algunos casos puede tener su origen en una infección, una enfermedad congénita como la malformación de Arnold Chiari, un traumatismo, etc .

No obstante en la mayoría de los casos su origen se desconoce.

SÍNTOMAS DE LA ARTROSIS CERVICAL

Los síntomas suelen desarrollarse poco a poco pero en ocasiones comienzan de repente siendo muy molestos para quienes los padecen.

El más frecuente es el dolor que se extiende desde el cuello hasta el brazo y, puede ser leve o tan intenso que la persona no pueda moverse.

Este dolor puede empeorar después de estar parado, al estornudar, toser o reír, o al doblar el cuello hacia atrás.

Otros síntomas pueden ser:

  • Rigidez en el cuello que empeora con el tiempo
  • Entumecimiento o sensaciones anormales en brazos y hombros
  • Dolor en la parte posterior de la cabeza

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la artrosis se realiza con una radiografía o resonancia.

TRATAMIENTO

En principio el tratamiento está dirigido al alivio del dolor y tratar de ralentizar el deterioro.

Para ello el médico puede recetarle analgésicos y antiinflamatorios y recomendarle fisioterapia y ejercicios que relajen la musculatura de la zona como la tecarterapia y la magnetoterapia

Si el tratamiento conservador no es efectivo, entonces se debe plantear la intervención quirúrgica.

Existen varias técnicas pero una de las más comunes la artrodesis cervical, que consiste en la fusión de discos vertebrales.

PRONÓSTICO

El pronóstico de la artrosis cervical es bueno ya que los síntomas avanzan despacio y pueden implementarse tratamientos y ejercicios efectivos para sobrellevarla.

 

 

Ir arriba