Escoliosis

QUÉ ES LA ESCOLIOSIS

La escoliosis es una curvatura lateral en la columna vertebral que suele diagnosticarse en la adolescencia.

escoliosis

CAUSAS

Aunque  puede ocurrir en personas con enfermedades como parálisis cerebral y distrofia muscular, la causa de la escoliosis en la mayoría de las personas no está clara y solemos hablar de escoliosis idiopática.

Parece estar relacionado con factores genéticos ya que a veces se hereda.

Los tipos menos comunes de escoliosis pueden ser causados ​​por:

  • Ciertas enfermedades neuromusculares, como parálisis cerebral o distrofia muscular
  • Defectos congénitos que afectan el desarrollo de los huesos de la columna.
  • Cirugía de la pared torácica en la niñez
  • Lesión de la médula espinal
  • Anomalías de la médula espinal
  • Malformación de arnold chiari

SÍNTOMAS DE ESCOLIOSIS

La mayor parte de los casos de escoliosis son leves, pero algunas empeoran al crecer pudiendo producir síntomas variables según la gravedad como:

  • Hombros desiguales
  • Un omóplato que parece más prominente que el otro.
  • Cintura desigual
  • Una cadera más alta que la otra
  • Un lado de la caja torácica sobresale hacia adelante.
  • Una prominencia en un lado de la espalda al inclinarse hacia adelante.

En casos más severos:

  • Problemas respiratorios. En la escoliosis grave la caja torácica puede presionar los pulmones dificultando la respiración.
  • Problemas de espalda.

DIAGNÓSTICO

La escoliosis se diagnostica mediante una exploración exhaustiva y radiografía de la columna.

Si el médico sospecha de alguna otra patología asociada puede solicitar también hacer resonancia magnética.

TRATAMIENTO

Los tratamientos  varían según la gravedad.

Los niños que tienen curvas muy leves por lo general no necesitan ningún tratamiento y sólo precisarán revisiones periódicas de control.

Es posible que se necesite un aparato ortopédico o una cirugía si la curva de la columna es moderada o grave.

Los factores son:

  • Madurez. Si los huesos han dejado de crecer, el riesgo de progresión es bajo. La madurez ósea se puede ver con radiografías de las manos.
  • Severidad de la curva. Es más probable que las más grandes empeoren con los años.
  • Sexo. Las niñas tienen un riesgo mucho mayor de progresión que los niños.

Si los huesos aún están creciendo y la escoliosis es moderada, puede ser eficaz el uso de un corsé ortopédico. Su uso no curará la escoliosis ni revertirá la curvatura, pero por lo general evitará que empeore.

En los casos en los que la cirugía sea necesaria las opciones pueden ser varias:

  • Fusión espinal. En este procedimiento, los cirujanos conectan dos o más vértebras para que no puedan moverse de forma independiente. Se colocan trozos de hueso o un material similar al hueso entre las vértebras. Varillas de metal, ganchos, tornillos o alambres generalmente mantienen recta y quieta esa parte de la columna mientras el material óseo nuevo y viejo se fusiona.
  • Varilla de expansión. Si la escoliosis progresa rápidamente a una edad temprana, los cirujanos pueden colocar una o dos varillas expandibles a lo largo de la columna que se pueden ajustar en longitud a medida que el niño crece. Las varillas se alargan cada 3 a 6 meses ya sea con cirugía o en la clínica usando un control remoto.
  • Anclaje del cuerpo vertebral. Este procedimiento se puede realizar a través de pequeñas incisiones. Los tornillos se colocan a lo largo del borde exterior de la curva espinal anormal y se pasa un cordón flexible y fuerte a través de los tornillos. Cuando se aprieta el cordón, la columna se endereza. A medida que el niño crece, la columna vertebral puede enderezarse aún más.

Los resultados suelen ser buenos en todos los casos siendo la mayor complicación de la cirugía el daño a los nervios.

Por último es importante eliminar el falso mito que suele preocupar sobre todo a los padres, de que la escoliosis puede originarse por cargar mochilas con libros o malas posturas porque esto no es así.

 

 

Ir arriba