la felicidad

La felicidad

¿ Felicidad o bienestar?

Por Mª Fernanda Silvente
la felicidad
El concepto felicidad ha sido estudiado a través de los tiempos desde la
filosofía griega de Platón, Sócrates Aristóteles o Epicuro que desarrolló el
hedonismo, hasta nuestros días con Martín Seligman con la Psicología
Positiva.
En la literatura psicológica actual se utiliza con frecuencia el término
bienestar subjetivo (subjetive well-being, SWB) como sinónimo de felicidad
o en términos intercambiables, uno u otro.

Para Diener, el bienestar subjetivo lo refiere como la evaluación que hace la gente de su vida.

Esta evaluación es afectiva y cognitiva.

Este concepto tiene tres componentes:
“Virtud, satisfacción con la vida y afectos positivos”.

Como virtud el bienestar subjetivo; señala lo que es bueno y deseable, por ejemplo una excelente calidad de vida. Como satisfacción con la vida significa la evaluación que cada cual hace de su propia vida, según sus experiencias; y, como afectos positivos, el énfasis recae en experiencias emocionales placenteras.

El campo de la Psicología Positiva, a un nivel subjetivo, refiere a las experiencias subjetivas: bienestar, alegría y satisfacción (en el pasado); esperanza y optimismo (para el futuro); y fluir -flow- y felicidad (en el
presente).

A un nivel individual refiere a los rasgos individuales positivos:
Capacidad de amar, vocación, perseverancia, perdón, originalidad, visión de futuro, espiritualidad, talento, sabiduría.

A un nivel grupal, refiere a las virtudes cívicas y las instituciones: responsabilidad, altruismo, moderación,
tolerancia, ética (Seligman & Csikszentmihalyi, 2000, p.5).

La percepción de felicidad podría definirse el tener vivencias más o menos largas , valoradas subjetivamente como placenteras.

Es una sensación de bienestar y satisfacción interior.

la felicidad. Bienestar

Estas vivencias definidas como felices pueden expresarse de muchas formas.

Numerosos estudios sobre la felicidad, coinciden en que la felicidad es subjetiva, más o menos duradera,
cambiante a través del tiempo; tiene infinitos significados y matices y ha sido y es uno de los mayores anhelos del ser humano.

Cada persona tiene su propio barómetro para medir esa satisfacción interior al tiempo de intentar olvidar las malas experiencias y así encontrar ese equilibrio emocional que le puede hacer feliz.

Para algunas personas los momentos de felicidad se obtienen tras la realización de un deseo, para
otros al compartir tiempo con la familia, con los amigos; realizar un viaje; contemplar la naturaleza, una buena comida, tener oportunidades, encontrarse bien de salud o simplemente tener momentos de tranquilidad.

La felicidad o bienestar proviene de todo lo que a la persona le acontece y lo que ella misma hace; las circunstancias e incidencias objetivas de su vida, las variables propiamente psicológicas o comportamentales, sus
disposiciones, pensamientos y conductas, su estilo de vida.

Esta definición conlleva que:
a) La felicidad significa sentimientos de satisfacción y bienestar que vivencia una persona, y sólo ella, en su vida interior.
b) El hecho de ser un “estado” de la conducta, “alude al carácter temporal” de la felicidad que puede ser duradera o perecible.
c) La felicidad puede suponer la posesión de un “bien”, se es feliz en tanto se posee el bien deseado, la felicidad no tiene sentido sin el bien que hace feliz.
d) El bien o bienes que generan felicidad son de naturaleza variada (materiales, éticos, estéticos, psicológicos, religiosos, sociales, en valores etc.), se trata de cosas a las que las personas le asignan cualidades
axiológicas, o valencias positivas para decirlo en términos de Lewin.

Esto quiere decir que una “cosa” deviene en bien deseado por el valor que le atribuye la persona, de lo cual se infiere que la cosa deseada no posee valor intrínseco y que un mismo bien no siempre genera la felicidad de
todas las personas.

Observa Blumenfeld (1959) que un mismo objeto puede valorarse desde varios ángulos, “dependiendo tanto de la naturaleza del objeto” como “de la actitud del sujeto”, la cual tiene su fundamento en la personalidad acuñada por su desarrollo, en “su ambiente social y cultural”, y en “la situación psíquica del momento”.
Existen otros muchos constructos psicológicos que suelen asociarse con la felicidad, tales como la autonomía, el crecimiento personal, las relaciones con los demás.

Hay un estudio, todavía hoy activo, denominado “ El Estudio de Desarrollo de Adultos de Harvard” que probablemente sea el estudio más largo de la historia; ya que durante 75 años se ha rastreado la vida de 724 hombres investigando sobre lo que nos mantiene sanos y felices.

 

Robert Waldinger, que es el cuarto director del estudio, concluye que son las buenas relaciones sociales las que nos mantiene más sanos, felices y más longevos.

Sin embargo las personas con menos vínculos, son menos felices, recaen antes y más en las enfermedades; sus funciones cerebrales decaen más rápidamente y viven menos.

¿Podemos aprender a ser felices?

Se puede decir que la felicidad es un estado en el que abundan las emociones positivas.
Hace algunos años la Doctora Mª Dolores Avia impartió un curso de Doctorado sobre emociones positivas y optimismo y utilizó un programa de Michael Fordyce (1983).

Este programa hacía referencia a la importancia de estar activo y ocupado, a ser posible en una tarea exigente desde el punto de vista físico “mens sana in corpore sano” y mejor si la tarea era compartida con otros ya que revestía sentido e importancia para quien la hacía.
Otras dos recomendaciones que menciona para estar positivos eran mantenerse centrado en el momento presente y no, como tantas veces, hacemos, dar vueltas al pasado o anticipar futuribles.

Lo más seguro que tenemos es el presente, no tenemos que maltratamos a favor del ayer y del mañana.

Como decía el poeta Horacio “Carpe Diem” es decir vive el momento.

Algunas líneas a seguir en el aprendizaje del optimismo está la importancia de “ponernos metas alcanzables que tengan sentido”.

Un brevísimo ejemplo:
“Piensa en pequeño” supondría pasar de proponerse “escribir una novela” a proponerse “mañana voy a escribir tres páginas”;
“Piensa en positivo” iría de “me gustaría no discutir tanto con mi pareja” cambiar a “voy a prestarle mucha atención cuando me habla”.
“Piensa en posible” ; sugeriría; si gano un premio con mi novela, cambiar a “cuando la tenga, la presentaré a un concurso”.
“Piensa en conducta” llevaría a traducir una meta tan loable como “ quiero ser mejor persona” por “voy a ayudar a terminar las tareas de casa sin refunfuñar”.
“Piensa de antemano” sugeriría, por ejemplo proponerse “para mi novela voy a escribir tres páginas diarias de lunes a viernes (los fines de semana probablemente no podré).

Aunque sea con el propósito de mejorar, es muy positivo aceptarse uno mismo como es.

Rectificar y aprender de los errores o de las lecciones de la vida, te hará fuerte.

Importante es ser flexible con los contratiempos y cambios que surjan y buscar alternativas, tomar perspectiva y fomentar las actividades lúdicas.
Existen actividades lúdicas de muy diferentes tipos que pueden practicarse (Llull, 2010):
• Asociativas, en las que la interacción y participación social son claves; enesta categoría se encuentra, por ejemplo, la labor de las asociaciones o las acciones de voluntariado.
• Formativas, las cuales están orientadas a conseguir un fin educativo; por ejemplo, las conferencias, debates o tertulias a las que se puede dedicar el tiempo libre.
• Culturales, que permiten descubrir, recuperar y participar de la cultura como algo vivo; en este grupo podemos encontrar el teatro, la música, la lectura, el cine, la radio, las exposiciones, las visitas a museos, etc.
• Plásticas, que se encargan de potenciar la expresión creativa y las destrezas manuales, como por ejemplo la fotografía, la cerámica, el bricolaje o los talleres de iniciación artística.
• Lúdico-deportivas, relacionadas con la aventura, el juego, los deportes o las actividades de aire libre.

La falta de realización de actividades de ocio “satisfactorias” se ha asociado a un peor estado físico y psicológico, caracterizado por sentimientos de soledad y escaso desarrollo de habilidades sociales(Cuenca, 2009).

Conseguir la satisfacción con el ocio que se realiza conlleva la consecución de beneficios a muy diferentes niveles. Cuenca (2006) sostiene que estos beneficios se podrían agrupar en cuatro tipos.

En primer lugar, implicarte en actividades de ocio tiene beneficios globales, pues los efectos del ocio
repercuten directamente en la personalidad, con lo que logras conocerte y expresarte como persona.
Se pueden conseguir efectos positivos a nivel fisiológico que fomentan una mejor salud y condición física cuando se realizan actividades de ocio en las que te implicas con otras personas o grupos, con las que además se obtienen
beneficios a nivel social.

El ocio tiene un impacto positivo sobre las relaciones interpersonales mediante la comunicación directa y las
habilidades sociales. Sin lugar a dudas, el ocio te ayuda a crear esos vínculos interpersonales que tienen como base las preferencias y la libre elección de la actividad.
La mayoría de esas sugerencias han recibido atención experimental y han mostrado unos efectos beneficiosos para la satisfacción, el bienestar y en definitiva ser un poco más felices.
Bibliografía.
Alarcón, R. La Idea de la Felicidad ( Apuntes de Ciencia, Sociedad), 2015; pág 8- 9
Alarcón, R. Variables psicológicas asociadas a la felicidad 2000; pág. 148
Avia; M.D. Análisis y modificación de la conducta. El aprendizaje de la felicidad.
2008, pág. 177-178A
Guía de Promoción del bienestar emocional (Fundación BBVA)
https://www.psyciencia.com/que-lecciones-nos-deja-el-estudio-mas-largotodavia-en-curso-sobre-felicidad/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tamaño máximo de subida de archivos: 100 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Ir arriba