Médula anclada

QUÉ ES LA MÉDULA ANCLADA

El síndrome de médula anclada es una malformación congénita de la base de la columna consistente en una adhesión anormal de la médula espinal a la columna.

médula anclada

Al estar adherida la médula no puede moverse libremente dentro del canal espinal y esto puede provocar un estiramiento de la misma causando daños en los nervios, dolor, parestesias y problemas de movilidad entre otros.

CAUSAS

La médula anclada está causada por el desarrollo anormal de la columna vertebral durante el embarazo.

A veces se relaciona con otras patologías tales como la hidrocefalia, la espina bífida y la malformación de Chiari 

Leer más sobre las posibles causas aquí

SÍNTOMAS DE MÉDULA ANCLADA

Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor de espalda y piernas
  • Alteraciones sensitivo-motoras
  • Deformidades ortopédicas
  • Incontinencia fecal y/o urinaria
  • Empeoramiento de la escoliosis

Estos síntomas se manifiestan de manera progresiva.

DIAGNÓSTICO

Aunque la resonancia magnética es la prueba de elección, también pueden usarse y/o complementarse con las siguientes:

  • TAC
  • Resonancia magnética
  • Radiografías
  • Ultrasonido de la médula espinal
  • Potenciales evocados
  • Pruebas en riñones y vejigas

TRATAMIENTO

La médula anclada requiere un procedimiento quirúrgico para liberar el tejido adherido a la médula y restaurar el movimiento de la médula.

Después se coloca un injerto para fortalecer el espacio dural y reducir el riesgo de que se vuelvan a formar cicatrices.

Si hay quistes, se introduce un tubo o derivación para drenar el fluido de los mismos.

PRONÓSTICO

La cirugía suele ser sencilla y dar buenos resultados.

Debemos tener en cuenta que los síntomas ya instaurados antes del proceso quirúrgico raramente se revertirán por lo que insistimos en la importancia de un diagnóstico precoz.

 

Ir arriba