trastorno de ansiedad por enfermedad

TRASTORNO DE ANSIEDAD POR ENFERMEDAD

TRASTORNO DE ANSIEDAD POR ENFERMEDAD

trastorno de ansiedad por enfermedad

El trastorno de ansiedad por enfermedad es muy frecuente en afectados de Chiari y otras enfermedades raras.

La mayoría de personas en algún momento de su vida ha tenido preocupación por su salud a partir de unos síntomas.

Esta preocupación, si es recurrente, puede transformarse en una patología.

En la guía de consulta de los trastornos diagnósticos DSM-5TM American Psychiatric Association (300.7 (F45.21)); clasifica el “Trastorno de ansiedad por enfermedad” de la siguiente forma:

  • Preocupación por padecer o contraer una enfermedad grave.
  • No existen síntomas somáticos o, si están presentes, son únicamente leves. Si existe otra afección médica o un riesgo elevado de presentar una afección médica (p.ej., antecedentes familiares importantes), la
    preocupación es claramente excesiva o desproporcionada.
  • Existe un grado elevado de ansiedad acerca de la salud, y el individuo se alarma con facilidad por su estado de salud.
  •  El individuo tiene comportamientos excesivos relacionados con la salud (p. ej., comprueba repetidamente en su cuerpo si existen signos de enfermedad) o presenta evitación por mala adaptación (p. ej., evita las
    visitas al clínico y al hospital).
  • La preocupación por la enfermedad ha estado presente al menos durante seis meses, pero la enfermedad temida específica puede variar en ese período de tiempo.

La preocupación relacionada con la enfermedad no se explica mejor por otro trastorno mental, como un trastorno de síntomas somáticos, un trastorno de pánico, un trastorno de ansiedad generalizada, un trastorno dismórfico corporal, un trastorno obsesivo-compulsivo o un trastorno delirante de tipo somático.

Este trastorno de ansiedad por enfermedad, anteriormente denominado como hipocondría, era considerada como un problema cuya base era la ansiedad.
Schmidt (1994) siguiendo la lógica de que este trastorno como base de la ansiedad, estableció varios subtipos:

  1. Hipocondría General: El paciente no teme una enfermedad en particular sino las enfermedades graves en general.
  2. Fobia a la enfermedad: Miedo de larga duración a contraer una enfermedad grave en particular.
  3. Trastorno de pánico: La preocupación hipocondríaca se focaliza en el funcionamiento respiratorio o cardiaco.
  4. Reacción hipocondriaca: Respuesta de temor de larga duración limitada ante el diagnóstico de una enfermedad. El miedo deber ser desproporcionado a la gravedad y pronóstico.

Ryle (1948) elaboró una clasificación de los temas objeto de temor fóbico a la enfermedad:

– Miedo acerca de una enfermedad o daño existente y su posible importancia.
– Miedo a heredar una enfermedad.
– Miedo a adquirir infecciones.
– Miedo vinculado a una enfermedad que no está presente pero que el paciente sospecha que tiene.
– Miedo a la muerte como consecuencia final de la enfermedad.

Hoy día dada la cantidad de información que disponemos en medios digitales, la mayoría de personas afectadas por el trastorno de ansiedad por enfermedad buscan ávida y continuamente una confirmación de que los
síntomas que sienten son producto de una enfermedad, incluso pueden llegar a pensar que la información encontrada si no cumple con sus expectativas es una publicación con sesgos o no es fiable.

Aún después de que los resultados médicos demuestran que no hay enfermedad física sienten frustración e insatisfacción y pueden considerar que la atención recibida no ha sido la adecuada.

En la película de Woody Allen “Hannah y sus hermanas”, el protagonista está convencido de que una supuesta pérdida auditiva es debida a que tiene tumor cerebral. Después de numerosas pruebas médicas, mientras espera los resultados en la consulta, imagina al médico dándole la mala noticia de que tiene un tumor inoperable. Cuando el médico llega realmente a la consulta con los resultados, le informa que no tiene absolutamente nada y a
continuación se marcha del hospital saltando de alegría por la calle, pero esa alegría le dura unos segundos y vuelve una vez más a la obsesión por su salud.

¿Cuál es la característica fundamental del trastorno de ansiedad por enfermedad? (antes hipocondría)

Básicamente es la preocupación, no por los síntomas sino por la interpretación errónea al pensar que se tiene una enfermedad. Esta preocupación lleva al afectado a un continuo e intenso malestar que a menudo infiere en su funcionamiento diario.

Se considera que en este tipo de trastorno existe una hipersensibilidad a las sensaciones corporales y esta haría que los pacientes afectados por cualquier síntoma físico lo interpreten como una enfermedad médica.

Si una enfermedad médica está presente, la ansiedad y preocupación del paciente afectado es claramente exagerada y desproporcionada a la severidad de la enfermedad en cuestión.
La preocupación asociada a la creencia de estar enfermo está acompañada de una gran ansiedad, por ello los pacientes con trastorno de ansiedad por enfermedad se angustian fácilmente pensando en probables enfermedades, con solo escuchar que otra persona está enferma.

Sus preocupaciones acerca de una enfermedad no diagnosticada no responden a pesar del reaseguramiento médico ni a la presencia de evidencia que demuestre que no están enfermos.
Por otro lado, la preocupación acerca de estar enfermo asume un rol prominente en la vida del paciente, afectando sus actividades diarias. El miedo que siente el afectado, hace que busque signos de aquello que teme, para prepararse a solucionar eso tan terrible que cree que le afecta. Por ello, las personas que tienen miedo al dolor buscan en su cuerpo cualquier indicio de que puede existir un mal para evitar que llegue a más. Si aparece
la más mínima señal, que para otra persona hubiera pasado inadvertida, se disparan todas las alarmas y aparecen síntomas de angustia y de ansiedad que causan un malestar muy grande y hacen que el dolor se incremente.

No exageran sus dolencias sino que, al añadirles desasosiego e inquietud, se hacen realmente peores y más insoportables.

Este proceso está en el fondo de muchos dolores crónicos, pero no necesariamente desemboca en trastorno de ansiedad. En el caso de las personas con trastorno de ansiedad a la enfermedad, el miedo y la preocupación “persiste” a pesar de las exploraciones y explicaciones médicas apropiadas.

Para ser diagnosticado, un paciente debe presentar durante al menos 6 meses, preocupación por padecer o contraer una enfermedad, con síntomas somáticos inexistentes o leves si están presentes.
En cuanto a los tratamientos sobre el trastorno de ansiedad por enfermedad, existe un escaso número de trabajos controlados que no permite llegar a conclusiones definitivas sobre el tratamiento(s) de elección. No obstante, los resultados obtenidos en los estudios, sí aportan algunas evidencias sobre la eficacia y utilidad clínica de algunas
intervenciones. Psicoterapia y farmacoterapia (antidepresivos)

Por lo que se refiere al tratamiento farmacológico, Fallon, Schneier, Marshall, Campeas, Vermes, Goetz y Lievowitz (1996), realizan una revisión de estudios de una series de casos y de los resultados preliminares de un
estudio controlado con estos pacientes, concluyen que existen evidencias sobre la eficacia de los fármacos que actúan inhibiendo la recaptación de la serotonina.

Los objetivos de la farmacoterapia son reducir síntomas comórbidos y trastornos concurrentes (por ejemplo, depresión) y prevenir otras complicaciones.

Si crees que es tu caso o sientes mucho miedo y ansiedad por tu enfermedad, recuerda que en ANAC todos los socios cuentan con terapia psicológica gratuita y que puedes hacer uso del servicio cuando quieras dirigiéndote AQUI

Por Fernanda Silvente. Psicóloga y presidenta de ANAC

Bibliografía
Torales, J, (2017). Help me doctor, I’m very sick! An update from the
classic hypochondria to the current illness anxiety disorder. Pag.82- 85
Fernández Rodriguez, C, Fernández Martínez. R.(2001)Tratamientos
psicológicos eficaces para la hipocondría, Pag. 409
Alarcón Muñoz, C (2004). Sesenta y más. Número 227
Fernández Martínez, Rafael (2000). Preocupación hipocondríaca-Influenias
en la predisposición, inicio y persistencia. Pag. 16-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tamaño máximo de subida de archivos: 100 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Ir arriba